Artículos de opinión


Volver al resumen

17/05/2015

LA DESLOCALIZACIÓN DEL TALENTO

Articulo publicado en La Verdad el domingo 17 de mayo de 2015

Más de 5.000 empresas españolas cambiaron su domicilio fiscal de Comunidad Autónoma en 2014 según el informe que presentó recientemente la consultora Axesor.

En el caso de Murcia, 163 empresas decidieron trasladar su domicilio fiscal a otra comunidad autónoma. Si descontamos las sociedades que se instalaron aquí procedentes del resto de España el saldo es negativo en 46 empresas, lo que nos sitúa en el peor lugar tras Cataluña, País Vasco y Andalucía.

Las razones son muy variadas. En Cataluña, (con diferencia la más perjudicada por este éxodo), juega en contra la incertidumbre política y el desafío soberanista, y en el País Vasco el desasosiego ante la posibilidad de que los datos fiscales estén en manos de coaliciones radicales.

La Región de Murcia no “goza” de esas singularidades por lo que esta decisión tiene que ver con la menor presión fiscal de unas comunidades respecto a otras, así como la eliminación de trabas burocráticas, el exceso regulatorio y la eficiencia de la administración en su relación con el tejido productivo.

En Efecto, algunas comunidades autónomas como Madrid (la Región que más empresas atrae del conjunto) han apostado por el tipo marginal del IRPF más bajo del país, por lo que un directivo, consejero o administrador con altos ingresos paga menos en Madrid que en Murcia. Además, en esa comunidad se mantiene la bonificación del 99% del impuesto de sucesiones y el impuesto de patrimonio tributa al 0%. Murcia, en cambio, mantiene uno de los tipos más altos del estado en todos estos impuestos.

Obviamente no son la única causa, ya que una decisión de este calado siempre es compleja y tiene matices. Procesos de fusiones y adquisiciones de empresas o estar más cerca del mercado al que se dirigen pueden ser también causas de deslocalización. El clima para hacer negocios, las infraestructuras logísticas, el acceso estable a materias primas (como el agua), la disponibilidad, formación y coste de la mano de obra, etc. también juegan a favor y en contra a la hora de tomar esta decisión. En este sentido a Madrid también le favorece ser la capital del país, su situación geográfica y tener una economía muy abierta y enfocada a los servicios.

Por otro lado, los factores apuntados también pueden tener un efecto negativo en un proceso que no se contabiliza en el informe: El de empresarios que mantienen su empresa en la región pero que crean una nueva empresa fuera para un proyecto que no han podido sacar adelante aquí.

Las consecuencias de estas deslocalizaciones son muy negativas para Murcia. Las compañías que toman esta decisión suelen tener un tamaño mínimo ya que en caso contrario no merecerá la pena. Una vez tomada la decisión o incluso durante el propio proceso se paralizan las decisiones de inversión en la región de donde se va a salir, y se incrementan en aquella a la que se dirige el nuevo domicilio. El equipo directivo y administrador acaba trasladándose también junto con su empresa, por lo que se escapa una fuente importante de talento generador de proyectos y riqueza, por no hablar del perjuicio fiscal consecuencia del traslado.

Murcia tiene en sus manos la posibilidad de revertir esta situación, tomando decisiones atrevidas que dinamicen el tejido productivo y atraigan inversiones a la región. Una de las que más visibilidad tiene sería la equiparación de cargas impositivas a la comunidad más dinámica (Madrid), tanto en sucesiones y donaciones como en patrimonio e IRPF. La perdida de ingresos por estos impuestos es menor y se ve compensada por la creación de riqueza de nuevos proyectos y la retención de compañías en la Región.

No solo la carga fiscal condiciona la decisión de una empresa de instalarse en un lugar. Es importante la carga burocrática o si una Región es “Business friendly”. En el Observatorio ADIMUR publicado el mes pasado los directivos murcianos valoraron en primer lugar la reducción de la burocracia como medida para impulsar la recuperación económica. Evitar duplicidades normativas y de trámites, crear una administración rápida y eficiente a la hora de resolver permisos y la digitalización de las administraciones son objetivos alcanzables.

También sería beneficioso fomentar desde la administración el acceso a la financiación para la creación o crecimiento de las empresas radicadas en la región.

Murcia no tiene una posición geográfica central en el país ni en Europa, por lo que resulta estratégico materializar las infraestructuras necesarias para dinamizar los sectores más pujantes como son el corredor mediterráneo y el puerto del Gorguel, el AVE y el aeropuerto así como un pacto del agua que permita soluciones estables que favorezcan inversiones a largo plazo.

Para convertirnos en una comunidad dinámica y atractiva debemos ser valientes a la hora de plantear reformas y tener una comunicación decidida que nos presente como un centro pujante de inversión productiva.

Javier Navarro
Presidente de ADIMUR

 La Verdad 17-5-15 ADIMUR.jpg


Volver al resumen