Notas de Prensa


Volver al resumen

28/05/2015

Antonio Garrigues asegura que sin diálogo no hay democracia

 Por la mañana ha participado en un debate con miembros de Adimur, AJE y del Círculo de Economía sobre ‘La revitalización de la sociedad civil’ y, por la tarde, ha hablado sobre el futuro político, económico y sociológico

 En relación a los nuevos partidos ha señalado que el problema sería la inestabilidad y la radicalización de la vida política, pero está convencido de que España será un ejemplo ante el resto del mundo

Murcia, 28 de mayo de 2015

Se van a abrir posibilidades de diálogo y de pactos antes impensables y, si somos capaces de ofrecer estabilidad política, daremos un salto muy importante y seremos un ejemplo ante el resto del mundo. Así lo ha asegurado Antonio Garrigues Walker, presidente de honor de Garrigues, durante su conferencia y previa participación en una mesa redonda celebradas en la Sala de Cultura de Cajamar, junto con representantes del Círculo de Economía, AJE y Adimur.

Garrigues ha aseverado que “sin diálogo no hay democracia”, y como caso de éxito de acuerdos entre políticos ha citado el caso de Alemania, donde los dos grandes partidos gobiernan el país.

En relación a la situación económica ha señalado que “nuestro gran problema es la desigualdad social. España es el país con más desigualdad de Europa, un aspecto que afecta a la estabilidad social y económica, y que es tan grave como el paro”.

Garrigues ha avanzado que la sociedad civil va a jugar un papel más relevante en todos los ámbitos. “Vamos a vivir una época en la que el sector público va a desarrollar una menor actividad, porque no tiene dinero para acometer actividades que antes financiaba. Por tanto, la sociedad civil deberá llenar ese hueco”.

Además ha matizado que “los países donde la sociedad civil está debilitada o tiene poco tejido, tienen riesgo de calidad democrática” y, como ejemplo, ha citado la diferencia existente entre el mundo anglosajón y el europeo, ya que “los primeros la han desarrollado y organizado con más fuerza”.

Por su parte, Javier Navarro, presidente de Adimur, ha afirmado que “como asociación, los directivos creemos que es necesario desarrollar una sociedad civil más fuerte y con una opinión libre y sincera que ayude en el desarrollo económico y social", y ha subrayado que "los juegos de contrapesos en el poder y la búsqueda de consensos en la sociedad producen regulaciones y políticas más aceptadas y que cumplen mejor sus funciones".

Para concluir, Garrigues ha señalado como los dos grandes déficits que vive España son el idiomático, algo que se debe corregir para equipararnos con el resto de Europa y, por otro lado, la falta de pensamiento global.



Volver al resumen